Monitoreo de violencia política en línea contra las precandidatas porteñas

Durante la campaña electoral, la Defensoría del Pueblo de la CABA realizará un monitoreo de la violencia política en línea hacia las precandidatas y candidatas porteñas las elecciones 2021. El relevamiento se hará mediante la recolección cuantitativa y cualitativa de datos de las redes sociales (Twitter, Facebook, Instagram).

Se entiende por violencia política contra las mujeres a “cualquier acción, conducta u omisión, realizada de forma directa o a través de terceros que, basada en su género, cause daño o sufrimiento a una o a varias mujeres, y que tenga por objeto o por resultado menoscabar o anular el reconocimiento, goce o ejercicio de sus derechos políticos”. Esto incluye a aquellas en cargos electos o designadas pero también a las que ejercen función pública.

La violencia política contra las mujeres y diversidades puede ser de diferentes tipos: física, sexual, psicológica, moral, económica, simbólica; estar dirigida directamente a la mujer que participa en política o contra su familia, y efectuarse de manera tradicional, a través de las actividades partidistas o por medio de las tecnologías de la información y/o en el ciberespacio.

En los últimos años, y especialmente, en contexto de pandemia, las redes sociales y los medios de comunicación digitales han cobrado especial importancia, tornándose en un lugar privilegiado del debate público, en donde tanto la ciudadanía como los/as políticos/as expresan sus opiniones, propuestas electorales e información gubernamental.

No obstante, al entorno digital se trasladan las relaciones de poder en la sociedad, y con ellas las violencias que se viven en los espacios físicos “tradicionales”, pero que en este nuevo territorio, se favorecen de la velocidad y el amplio alcance de la difusión de mensajes (viralización) y el anonimato que permite la creación de perfiles falsos o pseudónimos.

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU en el año 2018 definió a la violencia en línea contra la mujer como “todo acto de violencia de género contra la mujer cometido, asistido o agravado en parte o totalmente por el uso de las tecnologías de las comunicaciones, contra una mujer porque ella es una mujer, o afecta a las mujeres desproporcionadamente”. De esta definición se desprende la “violencia digital” entendida como aquella que afecta la reputación digital de las mujeres al lesionar alguno o varios de sus bienes y/o derechos digitales, como la reputación, la libertad, la existencia, el domicilio, la privacidad y la inclusión digitales o afecta cualquier otro aspecto de su acceso y desenvolvimiento en el ámbito virtual.

En este contexto, las mujeres en general, y aquellas que hacen política u ocupan cargos públicos, en particular, enfrentan diversas formas de violencias digitales tales como el ciberacoso, la manipulación, la desinformación, amenazas y hostigamiento en línea. Es por esto que la Defensoría realizará el primer monitoreo de la violencia política en línea hacia las precandidatas y candidatas durante las elecciones 2021 con los objetivos de:

Dimensionar la violencia política en línea durante el proceso electoral 2021;

  • Dar cuenta de las brechas de violencia de género, en un trabajo comparativo entre (pre)candidatos varones y (pre)candidatas mujeres;
  • Describir las formas de resistencias a la violencia en línea
  • Dicha actividad se hará mediante la recolección cuantitativa y cualitativa de datos de redes sociales (Twitter, Facebook, Instagram), es decir, comentarios y menciones que reciben las/os (pre)candidatas/os. Los datos se relevarán durante todo el periodo de campaña tanto para las elecciones PASO como para las elecciones Generales. Serán monitoreados/as los/as precandidatos/as y los/as candidatos/as a legisladores/as porteños/as (30 bancas) y a diputados/as nacionales por la CABA (13 bancas).

Cabe resaltar que la Defensoría del Pueblo presentó a la Legislatura porteña un proyecto de ley para establecer un “Régimen de prevención, sanción y erradicación de la violencia hacia las mujeres en política” (Exp 2362/20) cuyos aspectos más relevantes son:

  • el ámbito de aplicación: las disposiciones de la ley se aplicarán a los tres poderes del Estado de la Ciudad de Buenos Aires, entes descentralizados, empresas y sociedades del estado, organismos de seguridad social, entidades autárquicas, las empresas y sociedades del Estado, sociedades anónimas con participación estatal mayoritaria, sociedades de economía mixta y todas aquellas otras organizaciones empresariales donde el Estado de la Ciudad tenga participación mayoritaria;
  • violencia en línea y violencia digital: reconoce la violencia política ejercida en el ciberespacio;
  • propone diseñar, implementar, monitorear y evaluar políticas, estrategias y mecanismos para la prevención y erradicación de la violencia política contra las mujeres, la protección y atención integral a sus víctimas, y la sanción y reeducación a los autores;
  • insta a establecer protocolos de actuación para la prevención, abordaje y erradicación de la violencia de género, en el ámbito de su aplicación y los partidos políticos;
  • prevé sanciones efectivas para que las mujeres sientan en la ley una verdadera herramienta de protección y defensa de sus derechos.

Por último, vale recordar que, en el ámbito nacional, contamos con la Ley 26.485 de Protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres, modificada en 2019 para incorporar entre las formas de violencia, la violencia política.